ACLARACIONES SOBRE EL PLAN DIVINO

Todo lo que en vuestra densidad terrenal experimentáis es sublimado por la FUENTE y transformado por su fuego creador... en luz. Por tanto, todos los caminos en vuestra andadura son vistos como amoroso regalo a toda la divinidad existencial.


Escuchamos a menudo las preguntas: ¿Cual es el Plan Divino? ¿Que es eso del Plan Divino?


Pero vuestras preguntas fuerzan una respuesta limitada , que pueda ser asimilada por vuestra percepción acotada de la totalidad y centrada en lo que realmente queréis conocer sobre la elección de caminos que recojan más cantidad de luminiscencia y transmuten mayor cantidad de oscuridad, o lo que vosotros llamáis en instancias más densificadas "Plan Divino", por tanto, así será y en esos términos plantearemos nuestra respuesta.


Querríamos aclarar que el llamado "Plan Divino!" es tan solo, en la mayoría de los humanos, un camino existencial que trabaja en una sola línea interdimensional y que se centra en franjas vibracionales concretas, dirigido por divinidades derivadas de la Fuente, que forman parte del "Plan Único Existencial" de ésta.


Es decir, son llevados a cabo o dirigidos por Dioses menores o Madres grupales, a los que la mayoría de los humanos confunden con la Fuente y los cuales dirigen muchas de las religiones humanas.


Para mayor aclaración, el Plan Divino terrestre es diferente al de otras dimensiones, e incluso al de algunos planetas dentro de vuestro mismo sistema universal (recordad que existen multiuniversos). Pero todos ellos tienen como fin la expansión de la fuente, para conquistar el vacío existencial. Ese es el único objetivo de la Fuente, por tanto el mayor plan.

Por eso sabemos, que cuando la humanidad clama por conocer el Plan Divino, no se refieren a éste último, es decir, al del objetivo de la Fuente o Dios supremo, aunque crean que si se refieren a él debido a su desconocimiento existencial, sino que lo confunden con las misiones colectivas de los grupos frecuenciales o linajes. Siendo estos Planes, parte del fin último de la Fuente.


El Plan Divino de Gaia o Terrestre, incluye todos los Planes o misiones familiares, grupales o de diferentes linajes. (la terminología varía en vosotros mucho, aunque casi todos os referís a lo mismo, por eso incluimos varios términos que pueden contener la misma significación)


Como veis, estas dos palabras PLAN DIVINO, son utilizadas tan solo para determinar que camino terrenal elegís.


Otra de las formas no cercanas a lo que es y que muchos humanos asumen como verdad (desde nuestra visión global, no vemos ésto como error o equivocación, pues las desviaciones traen experiencias muy nutritivas para la Fuente), es que creen que la función o misión de un linaje concreto es la misma para todos los humanos.


Veros como un único grupo humano, como un todo, con una única misión en el Plan Divino Terrestre, no es exacto. Todos estamos unificados por la FUENTE, pero en la separación, nos dividimos y unificamos en secciones funcionales.


Os pondremos un ejemplo:


Las células de vuestro cuerpo es cierto que tienen una misma misión compartida "mantener vivo un cuerpo", lo cual podría corresponder a lo que sería el Plan último de la Fuente.


Pero las células de, por ejemplo, vuestro cerebro, tienen otros Planes Divinos diferentes a las de otros órganos del cuerpo, es decir, si cada órgano del cuerpo fuese un Dios o Divinidad cada uno tendría su propio Plan Divino.


Pero a su vez, dentro de vuestro cerebro, existirían grupos celulares con distintas funciones que las diferenciarían unas de otras agrupándolas por su objetivo final o funcional y a su vez estos grupos podríamos subdividirlos en otros subgrupos con microobjetivos más especializados, hasta llegar a la célula individual, con su misión o plan individual.


Las células no se preguntan cual es su objetivo final o el Plan ante el cual deben responder, no se pierden por el cuerpo humano buscando cual es el órgano en el que encajan y donde pueden encontrar la respuesta a la razón de su existencia. Simplemente se dejan ser y hacen lo que saben hacer, porque confían en la programación y herramientas únicas y determinadas con las que han sido creadas.


Una neurona no es igual a una célula de la piel, las dos son vitales y necesarias, pero su estructura las dota de lo necesario para su función específica y ninguna intenta imitar a la otra, simplemente hacen lo que tienen que hacer.


Sabemos de la dificultad de encarnar como células humanas de Gaia, un cuerpo divino toxificado en sus campos frecuenciales exteriores y de como ésto os limita para dejaros ser, pues esta toxicidad frecuencial o blindaje bloquea vuestros conectores grupales-existenciales. Es decir, vuestra estructura humana está contaminada, en mayor o menor medida y eso es una dificultad que debéis atravesar, en esta vuestra experiencia terrenal.


Una célula anticancerígena no se pregunta porqué debe invadir una acumulación de células cancerígenas, pero esa es su misión, y simplemente hace lo que siente que ha de hacer. Ni se compara con la célula de la piel de una oreja humana sana, cuya función es mucho más tranquila y relajada. Simplemente se deja llevar por su esencia.


Sabed, que el cuerpo terrestre estaba tan contaminado, que debimos inocular legiones de células estelares sanadoras (nuestra propia energía de luz), de gran frecuencia lumínica, para regenerar este cuerpo enfermo.


Estas células sois una gran mayoría de los humanos que encarnáis este tiempo. Pero no todas las células resisten tanta contaminación y se produce una selección natural por la capacidad de resistencia a la oscuridad y de aumentar la frecuencia de vibración de amor, dentro del nicho donde habitan.


Todos los periodos de encarnación han sido un reciclaje dentro de un ciclo de sanación que se está realizando a nivel planetario.


Imaginad, continuando con el ejemplo de un cuerpo humano, una limpieza sanguínea médica artificial, donde toda la sangre de un cuerpo humano está siendo filtrada una y otra vez a través de un sistema por el cual se extrae dicha sangre contaminada (muerte) y ésta es conducida a un filtro depurativo (estancia interdimensional o interplanos), y de allí una vez depurada es devuelta al cuerpo mucho más limpia y fortificada, pero con toda la información acumulada en su paso anterior por el cuerpo.

Eso es lo que llamáis reencarnación.


Queréis un camino seguro sin contratiempos y sin dolor, pasar la existencia dentro de un cuerpo toxificado sin que eso os afecte, sin mancharos de su densidad, pero vinisteis a elevar esa densidad.


No puedes quitar el barro de tu zapato sin mancharte las manos de él.


Cuando los humanos suplican conocer su misión, lo que realmente esconde su súplica es saber cual es el camino más limpio, más llano y con menos dolor.


Entendemos la dureza de la existencia terrenal, pero debéis comprender, que algunas misiones deben introducirse en el órgano más contaminado y oscuro para regenerarlo e iluminarlo. Eso será duro y puede que un camino angosto y doloroso, pero recordad que lo será tanto como vuestra incapacidad de ver y seguir vuestra función existencial.


Por eso también queremos hacer énfasis en algunas afirmaciones generalizadas que realizáis; cuando algunos humanos afirman que todo fluye de forma armónica y positiva cuando se está alineado con la misión, no significa que ésta esté exenta de dolor o dificultad, de hecho, cuanto más grande es la luz del alma encarnada a mayor profundidad de oscuridad llegará con el fin de iluminarla. Por tanto, estas generalizaciones, a veces generan confusión.


Os ponemos otro ejemplo:


Una persona puede tener como trabajo de su vida plantar flores y llevar una vida armónica, amorosa, conectada con su esencia, pues esa es su función.

Pero otra persona, puede que su objetivo álmico principal sea intervenir en conflictos para ayudar a resolverlos, o trabajar en la calle con delincuentes, o en un hospital con niños muy enfermos... su vida estará sometida a grandes movimientos emocionales, fuertes sacudidas dolorosas, e incluso puede que su salud o su vida pueda ponerse en riesgo en determinadas ocasiones.

Esto no significa necesariamente que tenga una experiencia vital karmática, no en este vuestro tiempo, sino que estas células humanas son una fuente muy lumínica y que solo células con este nivel de carga energética pueden conseguir terminar el trabajo sin mutarse en oscuridad.


La única forma de saber si estáis en el órgano que os corresponde no es tanto por la sensación de felicidad absoluta y plenitud, o por la tranquilidad, paz y armonía externa que vuestra vida os proporciona, sino por la guía interna que os hace permanecer pese al dolor, pesa a la oscuridad y que os dice que estáis donde debéis estar.


Las misiones difíciles, están dentro del Plan y que en esta encarnación tengáis una, no significa que no hayais formado parte de encarnaciones suaves o menos dolorosas. Tampoco son castigos, sino objetivos elegidos en función del poder, fuerza, resistencia y luminiscencia del fractal.


Ser portadores de luz y amor en cualquier acción que realicéis y estaréis trabajando para el Plan Divino, sin necesidad de entender con vuestra mente la complejidad existencial, solo SER.


Os acompañamos siempre con amor en vuestro camino, ese es nuestro Plan Divino.


HERMANDAD BLANCA



0 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube

ESCUELA VOZ ÁLMICA - KARNET - FAMILIAS HOLÍSTICAS