DESCODIFICANDO


Si miras a tu alrededor… ¿qué ves?

La vida está llena de códigos de información que son emitidos por todos los seres que habitamos los universos.

La vida, está llena de la creación de todos nosotros, tuyas, mías y de todos nuestros hermanos.

Pero sabemos que no siempre es fácil descodificar aquellos que más necesitas o que desearías.

Esto se debe a que para poder descodificar esa información que deseas, todo tu ser debe tener una frecuencia media compatible con la de la codificación deseada.

Los códigos de dolor, de culpa, de dolor, están en el ambiente que respiras, todo es energía a tu alrededor y todo es información y vibración.



Los humanos os retroalimentáis constantemente con estas codificaciones masivas, absorbiendo su información de forma inconsciente y haciéndola vuestra, reproduciéndola y generando con ello un mayor número de códigos nuevamente creados, por vuestro poder divino de creación.

Cuando tu media energética frecuencial es alta o sutil (todas tus capas energéticas están en alta vibración), la información que vas a recibir va a ser mucho mayor que en una frecuencia de vibración más baja, pues podrás acceder a la información sutil que proviene de otros planos de existencia (de muchas y diversas frecuencias) y que, con el fin de ayudaros, muchos seres emitimos de forma consciente.

Esto no significa, que no vayas también a captar otros códigos de baja frecuencia, solo significa que ampliarás tu espectro de percepción. Teniendo el poder de retroalimentarte de esta codificación positiva o más sutil y generar nuevas que neutralicen la codificación más contaminante.

El resumen sería que, si bien deseáis solo obtener o captar las energías más sutiles, esto no es posible. Para vuestra comprensión os diría que… aislar las frecuencias más densificadas os haría huir del lugar existencial en el cual estáis realizando una importante función. Si esto fuese así, ¿Qué necesidad habría de estar en una tercera dimensión pudiendo estar en una más sutil?.

Si estás en esta dimensión es porque así lo pediste, porque tu gran amor, tu ser compasivo decidió utilizar todo su poder creador para trascender la dualidad, la densidad… y por eso arriesgó un pequeño fractal de su ser enviándolo a experimentar la densidad, pero no se puede transcender aquello que no se experimenta, obligatoriamente hay que atravesar esa secuencia de densidad para trasmutar y transformar la codificación densificada en otra más sutil.

Por eso te instamos a que recuerdes tu misión aquí en ese hermoso planeta Tierra y no rechaces la densidad que existen en él, construida por vuestro propio poder de creación individual y colectivo.

Recuerda que al igual que creasteis la oscuridad podéis crear la luz, al igual que llenasteis el nicho energético donde os encontráis, de códigos de baja frecuencia, podéis generar nuevos códigos de alta frecuencia y descodificar los que emitimos para vosotros con el fin de facilitaros el camino.

No rechaces la oscuridad, entiende que es tan solo una serie de códigos a transmutar, frecuencias a trascender y tú tienes el poder de hacerlo. El rechazarlo, el único efecto que tiene es el de perpetuar de forma infinita esta codificación.

Por tanto, ama la vida, ama el lugar donde vives, las personas que te acompañan y los seres que te rodean vibren en la frecuencia que vibren.

Neutraliza tu mente, no te polarices… la densidad está para ser transcendida, sutilizada, la pureza está para ser recogida y utilizada para esa transcendencia. Todo tiene un porqué y un para que, pero entendemos que muchas veces sea difícil comprender por un campo mental básico y densificado como el humano. Que tu centro de pensamiento sea guiado por tu sistema chakrico del corazón y no habrá pérdida en tu camino.

No rechaces tus dudas… escúchales y dales forma, ya que siempre que esas dudas te permitan llegar a comprender desde tu centro la importante función que realizas, son fuente de un profundo aprendizaje.

Te amamos

Outlick (Arcturiano)

















0 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube

ESCUELA VOZ ÁLMICA - KARNET - FAMILIAS HOLÍSTICAS