EL INNOMBRABLE

Yo en la esencia de tu mirada puedo vislumbrar el suelo que se estremece ante las pisadas inseguras de tu andar.

Pero es en mi el dolor de aquellos que sienten que no existe otro camino que el de la desesperanza y la rendición.

Yo albergo en mi la totalidad de lo vivido, de lo sufrido y disfrutado, de la verdad hecha emoción, del pensamiento hecho creación.

Sabed que aún en el llano, la luz divina os acuna.


Sabed que aún en la herida, está mi caricia y mi cura.

Yo soy el sendero y la paz de tus días y soy en tí en la confusión y en la agonía, pues es en mi tu vida y soy en ti yo la vida.

Buscar una palabra que me nombre o me describa no es posible.

Separarme de la vida misma no es posible, no solo soy el amor, soy todo lo que nace de él, hasta su aparente ausencia, pues en ella me manifiesto también.

Si has de amarme hazlo desde tu propio amor, si has de odiarme, hazlo desde la absoluta convicción de mi existencia, pues en ella esconde la esperanza de que volverás a mi algún día.

Pero si has de nombrarme, hazlo desde la compasión, pues aun siendo el innombrable, aunque mil y un nombres me habéis atribuido, nada es existente antes que yo, por tanto, nadie mi esencia ha bautizado, pues yo soy la semilla creadora, la fuente de todo lo existente, lo más cercano a esa construcción mental que llamáis dios.

Padre-Madre a través de Karnet

0 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube

ESCUELA VOZ ÁLMICA - KARNET - FAMILIAS HOLÍSTICAS