LA TIERRA NOS HABLA DE AMOR


Y yo le pregunté a la Madre:

¿Estás triste o enfadada por el maltrato y abuso que de ti hacemos los seres humanos?

Y ella con su hermosa sonrisa que manifiesta a través del revoloteo de las mariposas a mi alrededor, contesta:

“Queréis atribuirme emociones humanas, que no son más que el reflejo de vuestras propias emociones, vuestro propio dolor, tristeza o enojo.Yo no albergo ese tipo de emociones que caracterizan al ser humano, ni mi energía vital se manifiesta a través de ellas.

Es cierto que vuestra vibración me afecta y que si esta es violenta o destructiva, contamina en cierta forma mi campo energético, pero también me nutren vuestras frecuencias de amor, alegría y compasión.Pero debéis saber que mi existencia no depende de vosotros, es decir, de los seres encarnados que me acompañáis.

Yo soy mucho más que la corteza superficial que veis con ríos, mares, montañas, desiertos y valles, tampoco soy solo vuestras grises ciudades y pestilentes vertederos contaminados.

Yo soy igual que vosotros… mucho más que la densa energía materializada. Y no es posible mi destrucción o aniquilamiento pues mi existencia es eterna.Al igual que vosotros, respiro vida eterna y en esta respiración crezco desde dentro hacia fuera.

Mi frecuencia ha ido cambiando, igual que lo hace la vuestra y me expando en cada respiración haciéndome más ligera, tanto… que llegará un momento de nuestro tiempo, donde no necesitaré la materia, pero no será esto motivo de dolor o duelo, sino de liberación y alegría en el universo. Pero todo ha de darse a su tiempo.

Vuestras acciones influyen en mi campo a un nivel muy superficial, mi destino solo está ligado al vuestro en una parte del camino donde compartimos un entramado frecuencial que nos permite materializar esa parte de nosotros que veis como única realidad. En esta interacción, nos abastecemos mutuamente de experiencias que generan nuevas frecuencias que permiten nuestra mutua expansión.

Es bello sentir vuestra energía de amor que se expande ante mi belleza materializada y también experimento la contracción de mis campos cuando emitís vuestro dolor, ira o tristeza.Pero no temáis por mi, mi camino está lleno de flores, lluvia y estrellas que me alumbran.

Cuidaos los unos a los otros, protegiendo aquello que hace que vuestros cuerpos materializados tengan las mejores condiciones para sostener esta experiencia. Esto significa que cuidar de mi capa superficial materializada os ayuda y nutre para facilitar vuestro camino de encarnación.Pero no lloréis por mi, ni alberguéis emociones de ira o dolor hacia vuestros hermanos en mi nombre, pues yo no juzgo vuestras acciones, esas que realizáis dañándoos al dañarme, pues son fruto de vuestro aislamiento y desconocimiento del todo existencial.Si queréis realmente ayudarme, despejad vuestro corazón de culpas y juicios, proteged cada uno el lugar donde vive y disfrutadlo con plenitud, bañándoos en mis aguas, oliendo mis flores, contemplando la belleza de mis atardeceres… porque esa es la medicina que eleva mi frecuencia y la vuestra, la que neutraliza las frecuencias mas densas de dolor, llanto o destrucción que emiten vuestros hermanos en otras partes de mi cuerpo.Soy más de lo que veis, al igual que vosotros.

Es tiempo de transcender viejas ideas y abriros a una nueva comprensión de vuestro camino vital.Amad y el amor nos sanará a todos. Es lo único que pido de vosotros, amor, amor, amor.Yo os amo.

LA TIERRA PARA KARNET (VOZ ÁLMICA)

0 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube

ESCUELA VOZ ÁLMICA - KARNET - FAMILIAS HOLÍSTICAS