• Karnet

Teotihuacan (MÉXICO)

“La ciudad de los dioses”, una tierra cargada de profunda magia y memorias ancestrales deseando ser escuchada”.

Teotihuacan es un lugar impresionante, si lo miro con mi mirada infantil, te diría en la primera impresión, que es un aparcamiento de naves extraterrestres (y tal vez esa mirada tenga alguna razón de ser ).

Pero es mucho más profundo y sagrado lo que allí vibra, es un majestuoso monumento a una ancestral sabiduría y conocimiento del TODO. Un recuerdo de aquello que olvidamos, que perdimos, que ignoramos.

pirámide de la luna

La Pirámide de la luna, es la primera que visitamos y aunque todo el terreno estaba ligeramente vibrando bajo nuestros pies, al acercarte a ella, la vibración era mayor.

Subimos hasta donde está permitido, el paisaje es impresionante, la sensación de ver toda la avenida de los muertos frente a ti es única, te hace retornar a otros tiempos, sin necesidad de tener las percepciones extrasensoriales activas.

Descansamos mientras disfrutábamos contemplando las hermosas vistas, hasta que el lugar pidió liberar memoria:

lado derecho de la pirámide de la luna

Mi cuerpo intenta llevarme una y otra vez hacia el lado derecho de la pirámide (estando yo posicionada frente a la calzada de los muertos). Me dirige casi al borde y siento esa sensación tan reconocida para mi cuando el lugar quiere comunicarme algo y que se manifiesta como una fuerte energía que me empuja desde arriba y hacia el lado izquierdo, y que me hace perder el equilibrio central de mi cuerpo, empujándome hacia la derecha y hacia abajo.

En estos momentos siempre tengo dos opciones, o corto comunicación y cierro mis canales de recepción o me siento como puedo en el suelo, intentando sostener mi cuerpo lo más recto posible. Lo ideal sería tumbarme, ya que la presión es bastante fuerte, pero como es un sitio público, intento disimular y me siento en el suelo cerrando los ojos y sosteniendo el cuerpo como puedo con mis manos firmes en la tierra para no caer.

Las sensaciones son muy fuertes e inmediatas, se apodera de mi una emoción de miedo y nerviosismo, se que soy un hombre y que tengo en la cabeza una casco o gorro con plumas o adornos (no me veo, solo me siento), estoy dudando en tirarme desde lo alto de la pirámide (por supuesto no soy yo, es la energía que me está haciendo revivir ese momento, simplemente mi mente hace de observador, jamás pierdo la conciencia de mi cuerpo y de la realidad, solo es un desdoble consciente), se que hay mas personas cerca de mí, alguien me está forzando a hacerlo y siento como finalmente caigo, se apodera de mí el pánico mientras desciendo vertiginosamente y esa fuerte sensación de miedo me hace salir del trance. No he llegado a percibir el choque con el suelo, y aún no se, si ha sido porque me han querido evitar ese dolor o porque finalmente no hubo tal choque (al final del post os explicaré esto último)

la calzada de los muertos

Después de esta experiencia y una vez recuperada de la impresión (lo que dura apenas unos minutos), nos dirigimos hacia la pirámide del sol caminando despacio por la calzada de los muertos “miccaotli” y en ese caminar pisando conscientemente el suelo que nos sostiene, ocurrió de nuevo, la tierra quería volver hablar a través de mi cuerpo y liberar sus ancladas memorias:

Siento una impresionante fortaleza y masculinidad, mis brazos son muy fuertes y de piel morena, tengo una impresionante penacho que pesa muchísimo sobre mi cabeza,. Me impresiona mucho mi cuerpo, tan grande y fuerte, con tanto poder, andando despacio, altivo, poderoso, se que soy alguien importante y que estoy rodeado de gente… hasta que de repente… comienzo a sentir un dolor intenso en el estómago, me mareo, tengo nausias y las piernas no me sostienen y voy dando bandazos, no puedo mantener el equilibrio… y una voz en mi cabeza repite con dolor “traición, traición, traición” y salgo del trance.

Estoy impactada por la experiencia tan vívida y el contraste de salud y fortaleza y de dolor y debilidad que he podido experimentar en unos pocos minutos.

LA PIRÁMIDE DEL SOL

En la pirámide del Sol, todo fue tranquilo, subimos a su último escalón en la cima, recreándonos en la belleza de las vistas y descansando de la subida “tremenda” de escalones hasta llegar a ella. Cantamos y tocamos la flauta, y aunque hubo algún intento de volver a conectar, necesitaba descansar y cerré el canal, para dejarme disfrutar esta vez de forma más armónica, ofreciendo mi canto al lugar.

LAS PUERTAS INTERDIMENSIONALES

Pero mi mirada desde lo alto buscaba un lugar, y mi cuerpo me empujaba a ir a él, cuando lo identifiqué claramente vi que estaba clausurado y no se podía acceder, por lo que bajamos de la pirámide y nos dirigimos a las cercanías por si podía captar la información en los alrededores, se que el mensaje de ese lugar no pude obtenerlo y descodificarlo, pues estaba demasiado lejos y mi cuerpo pedía acercarse más. Al no ser posible, continuamos andando por las cercanías hasta llegar a una puerta, una puerta dimensional. En cuanto pude sentir la energía y la presión, me apoyé en la piedra y vi la puerta, un remolino de energía entre blanquecino y violeta, creo recordar (no soy buena visualizando colores) con un movimiento giratorio vertiginoso… no recuerdo mucho más, fueron sólo unos instantes y después se desvaneció.

Es muy complicado realizar el trabajo de descodificación en estos lugares tan turísticos y visitados, pero hacemos lo que podemos.

De todas formas, creo que la información tan solo era para señalar el lugar donde tiempo atrás existió esa puerta. Siento que en estos momentos estaba cerrada, pues al atravesarla no se desencadenó más allá de cierto movimiento energético residual. Pero estoy convencida que sería posible volver a activarla si se diesen las condiciones de conocimiento, sabiduría y respeto necesarias.

la explicación

En días posteriores, tuve el privilegio de tener una interesante conversación con un experto en historia mexica. Cuando le conté las experiencias vividas en Teotihuacan, él las encontró sentido… respecto a la experiencia en la pirámide de la luna me contaba que algunos escritos cuentan que desde esa pirámide se realizaban ritos iniciáticos de vuelo, es decir, los sacerdotes o iniciados volaban literalmente desde la cumbre de esa pirámide, por tanto es posible que fuese esa experiencia la que capté.

Y en cuanto a la experiencia de la calzada de los muertos, parecía coincidir con la historia de Quetzalcóatl, el cual fue traicionado. (ampliad la información en internet si tenéis curiosidad)

También tenía conocimiento de puertas interdimensionales en las cercanías de la pirámide del sol.

Yo desconocía totalmente historia alguna relacionada con Teotihuacan, y siempre sorprenden a mi “mente racional” las vivencias y constataciones que mis experiencias me muestran. Por supuesto no puedo hablar de base científica, pero si evidencial, pues no puedo evitar, a estas alturas, reconocer que tanta evidencia empírica apunta a que ciertas hipótesis espirituales o alternativas, tienen mucha más verdad escondida que la historia que comúnmente conocemos.

Ahí os lo dejo para la reflexión

#meditaemociones #viajesastrales #méxico #VIAJESMÁGICOS #contactoextraterrestre #cuántica #viajar #canalización #chacras #espiritualidad #vozálmica #teotihuacan #karnet #mexicodf #chamanismo #VIAJESMISTICOS #energía #energías #yoga #viajesdelalma #vocesálmicas #viajesespirituales #pisadasconscientes #viajes #CHAKRAS #espíritus #ascensión #viajesconscientes #meditación

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube

ESCUELA VOZ ÁLMICA - KARNET - FAMILIAS HOLÍSTICAS